La Regionalización de los Condados de Rumania, modelo Bojor

La reforma administrativa se centra en dos principios: la eficiencia y el presupuesto, consideramos que no es necesario crear instituciones regionales con jurisdicción sobre una provincia determinada, como afirmaban los autores del Memorándum para un parlamento regional en la construcción de Rumania: „propongamos que, desde la misma perspectiva, discutir el establecimiento de consejos regionales o en los parlamentos provinciales con sede en las capitales regionales o provinciales”(1938) o como afirma la corriente propuesta del Partido Liberal Democrático, PLD – Traian Basescu (Presidente de Rumania).
Esto proporcionaría los gastos accesorios, la burocracia y la ineficiencia, por lo tanto, proponemos que la autonomía regional debe ser ejercida en cada uno de los 41 condados de Rumania, en parte, que no creamos parlamentos provinciales, tales como un parlamento de Transilvania, de Banat o de Moldavia, etc. si no las Instituciones del Consejo del Condado y de la Prefectura tienen que ser reformadas en virtud del principio de la descentralización.

En otras palabras, el Consejo del Condado tiene que convertirse en un Parlamento Regional Autonómico, reuniendo en el poder legislativo de la autonomía regional. Lleva en su alcance un área regional identificada por separado por cada condado, y no una provincia histórica, ya que el Parlamento es el foro de la autonomía regional del Condado. Rumania y Transilvania estarán divididos en 41 condados autonómicos.
En el sistema actual, el Consejo del Condado es un agujero negro en el presupuesto! Están pagados Concejales que no trabajan, lo que significa que el sistema centralizado no los permite el cumplimiento de sus funciones para las que fueron elegidos con el objetivo del bienestar: espiritual, social y financiero de los ciudadanos del Condado que los eligieron. Por un lado la estructura del sistema es malo en sí mismo, sino por el contrario, la avaricia de muchos elegidos que son la expresión de la distribución y redistribución de las listas electorales y ellos no están a la altura del momento y ni a la necesidad de bien común de la sociedad rumana.

En el sistema de autonomía regional del Condado la Prefectura es el poder ejecutivo del Condado. Los residentes del Condado, en el sistema de democracia representativa dan su derecho de gobierno, las funciones ejecutivas al prefecto, lo que quiere decir, que la toma de cargo público debe hacerse sólo a través del voto, directa, único, secreto y no por designación. Ese modelo de ejercer los poderes legislativos y ejecutivos es similar en las regiones occidentales.

A las palabras anterior expresadas, el amante del sistema centralizado podría replicar: este reforma político-administrativo te lo inventas tú, ¿cómo sé que dará sus frutos y no será un fracaso devastador para el país?
Esta cuestión debe resolverse con respecto a varios puntos: en primer lugar, el mal funcionamiento del Consejo del Condado nació el deseo de cambio. ¿Por qué pagar una institución que me lleva una utilidad clara? ¿Por qué mantener una infraestructura administrativa no usada al máximo? ¿Por qué se consume el dinero para algunas funciones ineficientes? ¿Por qué someter-me a una institución económica que no tiene poder objetivo y legítimo de toma de decisiones para nuestras necesidades?

En segundo lugar, no invento un nuevo sistema, sino que traduzco y aplico a las realidades existentes en Rumanía y a la nuestra mentalidad, el sistema reformado de las provincias y de las comunidades españolas, y el sistema descentralizado de Europa en general.
Y en tercer lugar, los logros alcanzados de los sistemas descentralizados de la modernidad tardía y posmodernidad es una garantía de la realidad actual, a lo que predico.
Con razón, M. Specchia Cálamo, dijo citando a J. Rivero (Fédéralisme et Déconcentration, 1949, p. 55) la entidad territorial debe ser gestionada dentro de la comunidad designada por las autoridades locales, de manera que tal órgano „expresa la comunidad, y la comunidad se vea reconocida en él”.

En conclusión, para la descentralización no hay necesidad de crear nuevas instituciones, pero si, la transferencia real, directa, práctica de poder, la recolección y la administración de dinero, la responsabilidad, la claridad y equilibrio, de conformidad con los principios de subsidiariedad y solidaridad de las instituciones que ya tenemos: el Consejo del Condado, respectivamente la Prefectura.

Anunțuri

About Florin Ioan Bojor

teolog, filosof, traducator, jurnalist si politician roman. teólogo, filósofo, traductor, periodista y político rumano. theologian, philosopher, translator, journalist and politician Romanian.

Posted on Iunie 8, 2011, in Opinii şi Activităţi and tagged , , , , . Bookmark the permalink. Lasă un comentariu.

Lasă un răspuns

Completează mai jos detaliile tale sau dă clic pe un icon pentru a te autentifica:

Logo WordPress.com

Comentezi folosind contul tău WordPress.com. Dezautentificare / Schimbă )

Poză Twitter

Comentezi folosind contul tău Twitter. Dezautentificare / Schimbă )

Fotografie Facebook

Comentezi folosind contul tău Facebook. Dezautentificare / Schimbă )

Fotografie Google+

Comentezi folosind contul tău Google+. Dezautentificare / Schimbă )

Conectare la %s

%d blogeri au apreciat asta: